En 2016 se estrenó Don’t breathe, segundo largometraje del director uruguayo Fede Alvarez. Esta película producida por Screem Gems y con un presupuesto de 10 millones de dólares, fue filmada en mayormente en los estudios Stern de Hungría.

Los efectos digitales se crearon en Uruguay por la compañía Aparato Post, y Ariadna Santini -profesora de postproducción en Arcade.uy- fue una de las artistas en efectos visuales que trabajó en ella.

El filme fue realizado con múltiples técnicos y artistas uruguayos en los roles principales y resultó un éxito en todo el mundo. Sólo en exhibiciones en cines recaudó 160 millones de dólares.