En 2016 se estrenó Don’t breathe, segundo largometraje del director uruguayo Fede Alvarez. Esta película producida por Screem Gems y con un presupuesto de 10 millones de dólares, fue filmada en mayormente en los estudios Stern de Hungría. Los efectos digitales se crearon en Uruguay…